Verrugas Plantares

¿Qué son las verrugas plantares?

Verrugas plantares

Los papilomas o verrugas plantares son lesiones de carácter hiperqueratósico, normalmente de tamaño pequeño, delimitadas a una zona concreta y de carácter benigno. Las verrugas plantares están ocasionadas por el virus del papiloma humano (VPH) perteneciente a la familia de los papovavirus.

Las verrugas plantares se sitúan en la zona de la plante del pie (zona plantar) casi siempre en las zonas que reciben más presión al caminar. Es la propia presión la que genera que la verruga plantar crezca hacia dentro. Su crecimiento es lento pero al hacerlo hacia el interior, en ocasiones, llegan a provocar dolor y molestias al caminar.

Las verrugas plantares pueden surgir de manera aislada o en grupos formando grupos denominados verrugas mosaico.

¿Cuáles son los síntomas de las verrugas plantares?

  • Los pacientes indican sensación similar a la de tener una piedra en el zapato.
  • Se asemejan a los callos, pero les caracteriza el hecho de que al pellizcar las verrugas plantares duelen.
  • Si limamos la zona de la verruga plantar veremos unos puntos negros. Estos son los vasos sanguíneos dilatados en la propia verruga.
  • Igual que ocurre con los callos, la piel de los mismos es dura y gorda.
  • El periodo de incubación del papiloma puede ir desde 2 hasta 20 meses. En el pie suelen aparecer entre los 6 y 18 meses posteriores a la infección.
  • El papiloma en la planta de los pies puede afectar a cualquier edad, aunque el rango máximo de incidencia está en torno a los 12-16 años.
  • La población con más riesgo de infección por el papiloma plantar son los adolescentes, jóvenes, e individuos con mucho estrés o con las defensas bajas.

Los papilomas son muy contagiosos, por lo que se aconseja extremar las medidas de higiene: limpiar la bañera con lejía, no compartir las toallas y no compartir al calzado con otras personas.

También se puede producir autocontagio al manipular el papiloma de forma incorrecta, pudiendo diseminarse la lesión en otras áreas.

¿Cómo se tratan las verrugas plantares?

Lo primero que hay que hacer es acudir a un especialista en cuanto sea posible, pues dejar pasar el tiempo provocará un aumento del dolor para el paciente, la extensión del papiloma y un incremento del tiempo necesario para eliminarlo.

Las sesiones no son exactas y dependerán del tipo de paciente y de la extensión y tipo de lesión.

 

Los tratamientos empleados en el papiloma o verruga plantar son:

 

  • Tratamientos tópicos: ácido nítrico, ácido salicílico, ácido tricloroacético, ácido monocloroacético, nitrato de plata, cantaridina, podofilino, 5-fluororacilo. etc. Tras la aplicación de estas sustancias sobre la verruga se forma una ampolla (aproximadamente a los 7 días). Esta ampolla puede causar algo de dolor debajo de la misma. Cuando la ampolla se pela también lo hace la verruga. Pueden ser necesarias varias sesiones para conseguir su eliminación total.
  • Crioterapia: Este tratamiento destruye la verruga al congelarla con nitrógeno líquido. La crioterapia causa que se forme una ampolla. Cuando la ampolla se pela, también lo hace parte o toda la verruga. Este tratamiento no se suele usar en niños muy jóvenes porque puede ser doloroso. La crioterapia puede necesitar varias sesiones para ser efectiva.
  • Bleomicina: Se trata de un antibiótico citostático muy caro y con fuertes efectos secundarios, de hecho, su aplicación está prohibida en niños, mujeres embarazadas o en edad fértil, pacientes con problemas circulatorios, cardíacos, renales o hepáticos.
  • Laserterapia: Otras opciones para tratar las verrugas plantares incluyen terapia con láser ayudando a que sea el propio sistema inmune del paciente quien destruya las verrugas plantares.
“En Podólogos Diego Domínguez tratamos las verrugas plantares combinando diferentes tratamientos entre los que se encuentra el láser obteniendo resultados muy satisfactorias que acortan el tiempo de duración del plan de tratamiento.”
Diego Domínguez Herreros

Podólogo