Estudio de la pisada

Estudio de la pisada

Los avances tecnológicos también han llegado a la podología y nos permiten mejorar la forma en la que caminamos o corremos consiguiendo así prevenir diferentes trastornos y/o dolores que pueden surgir en las actividades de la vida cotidiana o en la práctica de determinados deportes, entre ellos, el running, cada vez más de moda y con seguidores crecientes.

El estudio de la pisada sirve para determinar cuál es nuestro tipo de pisada, y si es necesario emplear unas plantillas personalizadas para corregir algún defecto en los pies.

El podólogo será el encargado de realizar un correcto estudio biomecánico de la pisada para determinar las causas que pueden provocar una sobrecarga en el pie.

¿Por qué realizar un estudio de la pisada?

Es importante destacar que, en la mayoría de los casos, nuestra pisada puede no ser correcta. Por este motivo se habla de tipos de pisada (neutra, supinadora y pronadora). Cuando realizamos un estudio de la pisada en un paciente el objetivo, entre otros, es determinar cuál es su pisada en cada uno de sus pies (puede ser diferente en cada pie) y aplicar las medidas correctoras (plantillas) para corregir los posibles defectos en la misma.

Pronador, neutral, supinador

¿Sabes si eres pronador o supinador?

Los problemas en la pisada pueden ser causantes de lesiones derivadas de la pronación o supinación. Las más frecuentes son en los tendones y músculos del tobillo y la rodilla, contándose entre ellas esguinces, contracturas, lesiones musculares, tendinitis-tendinosis, durezas, ampollas y desgaste de las uñas. Éstas se producen como consecuencia del estrés repetitivo y el sobreesfuerzo al que se exponen las articulaciones y músculos al no tener una pisada correcta.

Si se practica deporte, especialmente running, triatlón o duatlón, es imprescindible acudir a un centro especializado que realice estudio biomécanico de la pisada. El análisis de la misma permitirá tomar las medidas correctoras necesarias que mejoraran nuestro rendimiento e impedirán lesiones.

Si eres corredor evita lesiones y mejora tu rendimiento con un estudio de la pisada

¿Qué es el estudio de la pisada y para qué sirve?

Son muchos los estudios de pisada que hay en el mercado y, por lo tanto, hay que valorar bien las necesidades de cada uno para elegir el adecuado.

El estudio biomécanico de la pisada se basa en un análisis completo de la pisada, tanto en posición estática (estando parados) como en movimiento (caminando o corriendo). Este análisis nos determinará cual es el impacto de nuestra forma de pisar sobre diferentes partes de nuestro cuerpo (rodillas, caderas y espalda principalmente).

Para corregir este impacto negativo tanto en reposo como en movimiento se procede a la realización de plantillas correctoras que mejoran el estrés que sufren nuestros músculos y articulaciones en pisadas pronadoras o supinadoras.

Estas dos medidas, un adecuado estudio de la pisada y el uso de plantillas correctoras que corrijan nuestra pisada actuarán en la prevención de lesiones musculares como las tendinitis, periostitis, roturas fibrilares o fascitis plantar.

“En Podólogos Diego Domínguez realizamos el estudio biomécanico de la pisada en colaboración con centros tecnológicos especializados en la realización de plantillas de última generación.”
Diego Domínguez Herreros

Podólogo